Category Archives: Disco

Legal Tender

Zorba el Griego no fue la única danza que desarrollamos, pero la otra era menos cinematográfica, lo que no sirvió de excusa para bailarla en muchas ocasiones incluyendo de nuevo la entrega de premios Polín. Nuestro escueto repertorio se completaba con una canción del grupo americano New WaveThe B-52’s” que se titulaba “Legal Tender“, es decir, curso legal, y que trataba de solucionar lo caro que está todo vía falsificar dinero desde el sótano. En el video salían con llamativas pelucas, pero como nosotros no teníamos, nos poníamos calzoncillos, y así se bailaba, con calzoncillos en la cabeza culebreando. De hecho llegamos a comprarnos calzoncillos exclusivamente para ponérnoslos de sombrero. Mi madre, que era la que me compraba la ropa, se extrañaba de que eligiera unos boxers anchos con hipopótamos rosas y corazones púrpura, yo creo que pensaba que era la adolescencia, y nunca se imaginó que me los ponía de gorro y sólo de vez en cuando. Era el año 1984 y estábamos muy chicos aún para otras cosas.

816ef50a4_o

Advertisements

Disco

Los Goonies de la señora Lauper sonando a tope en la radio a todas horas, entre Limahl cantando la Historia Interminable y Los Cazafantasmas escuchándose en cualquier emisora, la música disco-pop llegó a los críos. El Pop optimista, desprovisto de problemas, melódico, simple, fácil, era muy de chiquillos, la verdad. Se puso de moda que los domingos después de misa los niños bien fueran a una discoteca que abría para menores en esa franja horaria, la hora prepúber en la sala de fiestas “Albert Hall”, a donde iban a beber un batido y bailar, niños y niñas, esas y otras canciones, aparentando que eran mayores. Pero estaban de moda los temas de películas, y aparte de las melodías mencionadas sonaban “The Eye of the Tiger“, de Rocky, “Grease“, una super Tina Turner cantando “We don’t need another hero“, que nos encantaba, la canción de otra peli de 007 que se llamaba “Panorama para matar” y que cantaban los Duran Duran, la famosa rompepistas de “Flashdance” y además ponían una versión disco de Star Wars que nos ponía a cien, y Jorge se subía a la tarima a hacer el robot. Otro baile popular era el de Michael Jackson, a lo Thriller, los muchachos y muchachas hacían el zombi y lo daban todo vestidos de Domingo. Por alguna razón incomprensible en mi casa no nos dejaban ir a ningún hermano, decían que las discotecas eran para pijos y mamarrachos (y drogadictos, que en esa época había muchos). En cualquier caso la entrada era cara y las bebidas también, y yo prefería guardarme el dinero para otras prioridades ya expuestas y bailar tranquilamente breakdance en mi casa, así que nunca fui y me tenía que contentar con lo que me contaban Jorge y Víctor de sus aventuras en la disco, porque eran asiduos. Las sesiones solían acabar con el “We are the World” de USA for Africa, contra el hambre, y luego todos para casa a comer.

6859028365_7c97f38f64_o