Flashdance

"Flashdanceposter" by The poster art can or could be obtained from Paramount PicturesPolyGram Filmed Entertainment.. Licensed under Fair use of copyrighted material in the context of Flashdance via Wikipedia - http://en.wikipedia.org/wiki/File:Flashdanceposter.jpg#mediaviewer/File:Flashdanceposter.jpg
Qué mona ella

Me acuerdo de los nombres de mis amigos japoneses: Taizaburo, Koshiro, Sinjiro, Tomoko (“tu moco” le decíamos, era cachonda)… Era como estar con los personajes de Mazinger Z, ¡estaba feliz! – Pero Superman III era malísima, qué decepción. De todas formas no lo reconocí ante los colegas españoles, a ellos les dije que seguramente era la mejor de las tres, tampoco era cuestión de evidenciar tan fácilmente un error. Al día siguiente me quedé con los japoneses durante la visita al palacio de Windsor e íbamos silbando la tonada de John Williams entre los cuadros de personajes reales británicos, sobre todo más entre los que tenían capa. Con los japoneses volví al cine a ver “Juegos de Guerra“, que nos gustó mucho, con un jovencísimo Matthew Broderick que al final conseguía equiparar la guerra con el juego del tres en raya para convencer al ordenador de que no se puede ganar.

También vimos “Flashdance“, que así de primeras no nos impactó gran cosa, un poco aburrida por la mitad, pero como acaba tan en alto, con el numerito de baile famoso, salimos a tope de la sala. La pobre muchacha protagonista hace la prueba de danza y la recibe un jurado serio, gris y polvoriento, uno de ellos fuma un puro y otra enciende un cigarrillo cuando nuestra heroína cae y falla, con sus calentadores en los tobillos. Todo el público padece de pena y compasión profunda en las butacas oliendo el fracaso rotundo, pero Jennifer Beals se levanta, vuelve a poner el vinilo de Irene Cara otra vez desde el principio y hace una performance que desanquilosa al jurado carpetovetónico y consigue el puesto ante la admiración global, la gente aplaude entusiasmada y todo. Tomoko salió tan encantadísima con el final que, dado que era medio atleta y sabía hacer mil posturitas, se detenía e iba haciendo el spagat por Covent Garden superando en los turistas incluso la atención que levantaban los punkies – What a feeling! – Nunca volví a saber de este grupo de gente fantástica y encantadora del sol naciente, es una pena, pero en aquellos días sólo por carta se podía mantener un poco de contacto, nada de facebook, y se tardaba mucho.

Para acabar el curso de inglés y despedirnos, participamos en la función final y organicé un show de Rocky Balboa con los de mi clase.  Puse a luchar a un árabe gordito en bañador contra un cántabro flacucho que hacía de Rocky, que se llevaba el pobre todos los golpes y acababa en la lona constantemente. Unos gemelos italianos hicieron de Supermán, uno entraba vestido normal en una cabina de cartón y salía instantáneamente el otro gemelo ya vestido de Supermán, que entraba en el ring y machacaba al boxeador malo, y luego salía Tomoko y bailaba Flashdance, todo en seis minutos.

8689281695_2d01c2b950_o

Advertisements

One thought on “Flashdance

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s