Tag Archives: pornografía

Sexy naufragio

La satisfacción de un buen naufragio
La satisfacción de un buen naufragio

Tenía que llegar y llegó, atravesamos la línea del erotismo cinéfilo para pasar al porno. Fuimos al “Star 80” y después de varios minutos de andar rondando la sección sexual con precario disimulo, nuestra madame 80 nos sugirió alquilar una novedad VHS tropicalmente refrescante. Madame 80, o lady 80, como la llamábamos, era una silenciosa admiradora de nuestra sólida aficción cinéfila. Ya nos había recomendado grandes éxitos y nos conocía bien. La llamábamos así porque nos recordaba a la lady, lady, lady de la canción de Eurovisión. Además nos encantaba el nombre elegido para el videoclub que regentaba, el título de una película de Bob Fosse sobre una playmate asesinada por su marido, ¡qué total!. Ella sabía que nos iban las películas buenas aunque fueran un poco raritas, y nos aconsejaba siempre.

Madame 80 no sólo nos permitió coger una porno sin tener la edad, sino que además nos la eligió. Merced a su experimentado y sabio consejo nos llevamos “Sexy naufragio en los mares del sur”, un título verdaderamente sugerente y trabajado. Ni lo discutimos. No era mi primera primera peli porno, porque mi padre tenía una guardada en el cajón que se titulaba “wet rear” y de vez en cuando si me quedaba solo en casa le echaba un vistazo, pero así en grupo era la primera que veíamos.

La historia nunca os la imaginaríais. Los supervivientes de un naufragio en las mares del sur llegan a una isla paradisíaca. Curiosamente hay un solo hombre y un nutrido puñado de hermosas modelos. Pero tranquilas, hay leche para todas… Jerry Butler realiza una interpretación magistral eyaculando a lechazo limpio en los rostros sonrientes de Ginger Lynn, Diva, Crystal Holland, Ashley Britton y Rene Tiffany.

Fue realmente divertido y una buena oportunidad para hablar de temas sexuales explícitos entre mofas y risas. Resultó que de los cuatro amigos del grupo dos eran gays y dos no lo eran, fifty-fifty, sin problema.

Leche pa todas
Macho 80’s: Leche pa todas
Advertisements

El portero republicano

14595029859_b86875f142_o
Así era el portero

Oviedo era una ciudad tranquila, segura, y nos dejaban jugar en la calle; allí pasábamos la mayor parte del tiempo cuando no llovía. Poco a poco Jorge también fue saliendo fuera con nosotros y después Víctor y su hermana, mis hermanos y otro vecino que se llamaba Diego, llegamos a constituir una buena pandilla, los del portal 11.
Uno de nuestros pasatiempos más frecuentes era golpear con el balón en la puerta del Garaje, que tenía una forma rectangular cual portería de fútbol. El problema es que la puerta era de chapa y con cada gol sonaba el gong de lata del choque de la pelota. Entonces salía el portero echando chispas, con la escoba a veces, llamándonos desgraciados y gamberros. El portero se llamaba Estanislao, con ese nombre queda claro que perdió la guerra y desde entonces no debió de volver a sonreír, porque hay que ver qué mala leche tenía el tipo, a su edad. No nos dejaba estar en el portal, aunque fuera sentados hablando porque estuviera lloviendo, ni jugar al balón, ni elevar la voz, vamos, era el malo de un libro de Roald Dahl, qué hombre. Un día nos colamos en el patio interior y encontramos una pila de revistas pornográficas atadas en un fardo. Perplejos no sabíamos qué hacer con tanta entrepierna en fotocolor, pero justo en ese momento apareció el ogro Estanislao y ya nos iba a echar la bronca cuando le enseñamos las revistas – mire lo que hemos encontrado señor portero – y entonces se calmó, las miró y nos explicó – estas revistas son pornográficas, por – no- grá – fi – cas, es decir que no son para niños, así que largaos de aquí – y se las quedó el muy ladino.

431405103_b8de874192_o