De música

Cercanos y allegados estaban desconcertados en cuanto a nuestros gustos musicales, quizás nosotros también. – No es posible que os guste Eurovisión y Carly Simon y al mismo tiempo os compréis los discos de Sonic Youth o incluso !Metallica! – Nos decían sorprendidos – Y no os gustan Dire Straits, ni Roxette, ni Mecano, pero sí escucháis Bananarama y Alaska y dinarama – Insistían – ¡Sois contradictorios! – La gente nos señala, nos apunta con el dedo, susurra a mis espaldas y nos importa un bledo.

No sé como explicarlo. Las canciones puedes ser divertidas y gustarte, o buenas y directamente entrarte en el lóbulo temporal del cerebro. Algunas canciones se impregnan de vivencias, vienen acompañadas de experiencias que las complementan, y por eso una canción patética se puede colar entre tus favoritas, porque adquiere un significado diferente, lo mismo que una buena canción hartarte. Hay canciones muy personales y otras más sociales. La respuesta es que estábamos abiertos a todo tipo de influencias musicales. Nos encantaba el Pop, optimista, alegre, modulador de humores, y a la vez estábamos de acuerdo con Diamanda Galás cuando dice que el Pop maltrató a la música.

Recibíamos tantas críticas como cantantes de ventana que dejamos de hacerlo. Nuestros diálogos de ventanas evolucionaron hacia temas de chicas y atracciones. Jorge tenía nuevas compañeras que le encantaban y me las había presentado. A él le gustaba una tal Noelia, pero Noelia estaba atraída por mí, que yo no le había hecho ni caso. Le dije claramente desde mi ventana – Reconócelo Jorge, yo soy mucho más guapo – Añadí que además no me engañaba, que yo sabía que a él le gustaba más José, el gay de su clase – Y jorge desapareció de su ventana. Tardaba un rato y me asomé más y más para ver qué pasaba, igual se había enfadado. Al cabo de unos minutos, mientras me estiraba mirando inquisitorio hacia arriba, me cayó en todo el rostro una jarra completa de agua fría, me quedé calado hasta los huesos. Jorge la había arrojado en castigo por mi atrevimiento. No nos enfadamos, al contrario, estuvimos riéndonos un buen rato.

Calado
Calado

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s