Eurovisión

5061510465_c76b0866fb_o
Wayo Miní catre puá

En ocasiones no sucedía nada en el patio y hablábamos de todo un poco, e incluso nos daba por cantar. Podía ser cualquier canción, pero de lo que más nos acordamos es de lo más petardo, que son las veces que tirábamos de Eurovisión, que era algo que nos causaba mucha risa – tan modernos que pretendéis ser, ¿cómo cantáis eso? – decía mi hermano. Pero así era. Betty Missiego que quedó segunda nos fascinaba. Muy Almodóvar ella, antes de Almodóvar. La letra de la canción parecía compuesta, con todos los respetos, por un escolar de primaria, era muy tonta:
Paseando sola en mi ciudad / Yo sentí un canto que llegaba / Me acerqué y pude contemplar / A unos niños que cantaban / Uno fue y me dijo: “¡Eh mayor! ” / No quieres incluir tu voz cansada / “Ya verás qué fácil es cantar “Si tienes bien alegre el corazón”. / Si todo el mundo quisiera una canción Que hable de paz, que hable de amor Sería sencillo podernos reunir Para vivir con ilusión.


Y también estaba Paloma San Basilio, con una canción muy simple “La fiesta Terminó”:
Amor, que haces por aquí la fiesta terminó Dime a que estás jugando Amor, lo que pasó, pasó, dijimos se acabó Que andas buscando Y ahora no, la fiesta terminó Ya no hay más que niebla entre tú y yo / Para que echar más leña a arder Si el fuego se ha apagado ya dímelo
“qué gran artista” decía mi abuela, y yo callado la miraba pensando “¡Si no se puede ser más hortera!” Vivimos en un país que se toma el ridículo en serio.

O Patricia Kraus, hija del tenor, que salió con una horrenda canción que vete a saber quién se la escribió, y con un horrendo vestido como envasada al vacío sadomaso. Ni pegaba la letra con la música ni nada:
Oye: no estás solo, oye: eres querido, oye: puedes oírme Estoy cantando, cantando ¿Qué vas a pensar? … ¡qué horas de llamar! Te puedes cambiar, si quieres te paso a buscar

Y una canción que tenía un video desasosegante, con una historia muy triste de una mujer que espera como una tonta, “Lady, Lady”:
Cada atardecer al ponerse el sol sale a pasear por la calle mayor, su pamela gris, su traje de almidón, perfume de jazmín, botines de charol Lady lady lady se pinta los ojos de azul; aunque hace mil años que dejo atrás su juventud (su juventud).
Cuando un día de verano le quebró un desengaño, lady lady lady vive en su mundo de cristal cree que algún día él volverá.


Esta nos encantaba, la verdad es la verdad por mucho que nos avergüence, de hecho no fuimos los únicos, porque ¡quedó tercera! ¡hay que ver! Cuando cantaban “Su pamela Gris”, nosotros lo sustituíamos por “¡chúpamela a mí!” que encajaba mejor en la rima, pubertad, ya se sabe… Y otra tonada que se llamaba “Valentino“… Todas esas canciones de nuestro tiempo repasábamos y alguna más, por ejemplo del festival de la OTI, mientras esperábamos a que en alguna ventana empezase la película. Si algún guionista me lee, por favor, que sepa que la película definitiva sobre Eurovisión está por hacerse, y que puede ser muy divertida.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s