Único Testigo

screenshot-www flickr com 2015-01-17 21-18-20
Juanito Libro, enhorabuena a los guionistas

Nuestros estimados actores de La Guerra de las Galaxias estaban desaparecidos, no salían en más películas, excepto el descarado Han Solo, que salía en casi todas. El querido Han Solo, que también era nuestro querido Indiana Jones, hacía entonces de Juan Libro en “Único Testigo” y se enamoraba de quién no debía, de una Amish, que era algo de lo que nunca habíamos oído hablar. Son una tribu de gente fanática religiosa que viven una vida sencilla renunciando a todo lo moderno, en mayor o menor grado según los distintos grupos. Visten y viven como a finales del siglo XIX, y son comunidades muy cerradas. Pues una amish iba a la estación con su hijo y el chiquillo se convierte en el único testigo de un asesinato. El niño de la película, Lukas Haas, lo hacía muy bien, seguro que mejor que Miguel Bosé en “El Caballero del Dragón“, y claro, pensábamos que nosotros podríamos hacerlo igual de bien o mejor, pero que viviendo en Oviedo a ver quién nos iba a descubrir. Si al menos viviéramos en Los Angeles… O en Nueva York, donde todo el mundo sabe que todos los días se descubren a niños que se hacen actores internacionalmente famosos… Sería algo así como: – ¡Hola, me llamo Steven Spielberg y te he visto cruzando la carretera y he pensado que harías fenomenalmente el papel de Elliot en E.T.2! – o quizás: – ¡Hola, me llamo Harrison Ford y me preguntaba si te gustaría ser el niño de mi próxima película!

Desgraciadamente eso nunca ocurrió, sin embargo el cura de la parroquia nos sacaba a menudo en sus sermones porque decía que éramos muy graciosos y respondíamos muy bien y le dábamos público. Nos utilizaba en nuestra inocencia…grrrr. Un día nos preguntó micrófono en mano que cual era el peor pecado, y yo iba a responder que la masturbación, pero en el último momento lo cambié por si me tocaba alguna acusación y dije que el adulterio, que yo no practicaba, pero que hay mucho por el barrio, y desde entonces ya no nos volvió a sacar. Nosotros también éramos testigos. No sé por qué seguíamos yendo a misa, la verdad, pero fuimos hasta los 18 años.

15463928647_ec0f2939c2_o

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s