Centro comercial

salesas
Parque de diversión

Se abría por entonces el primer centro comercial urbano de España en Oviedo, y se llamaba Centro Comercial Las Salesas, que aún sigue ahí. Estaba lleno de tiendas entre las cuales había dos jugueterías que vendían muñecos de Star Wars, y allí nos citábamos cada fin de semana a comprobar si tenían cosas nuevas. También mirábamos discos, y semana tras semana los mismos discos, llegaba un punto en el que conocíamos los grupos y los temas mejor que los dependientes, que nos echaban en cuanto les tocábamos un poco las narices. El centro comercial se convertiría en nuestro refugio al salir del cine los sábados, cuando aún era pronto para volver a casa y estaba lloviendo. Nos pasábamos el sábado dentro, a cubierto, subiendo y bajando por las escaleras, las rampas, por el ascensor, espiando a alguien elegido al azar, volviendo loca a alguna dependienta… Sin saberlo nos dedicábamos a observar a la mediocre sociedad ovetense a la que pertenecíamos, que aún vivía dentro de las páginas de “La Regenta“, en un recinto de interior moderno, un ámbito muy interesante, sumergidos participantes de la progresiva cultura del consumo. Luego veríamos en las películas americanas que muchos teenagers se pasaban así las tardes, éramos unos adelantados a nuestro tiempo. La única película de aquella época que se vió sobre centros comerciales era “Chopping mall“, un slasher con robots, pero la gran película sobre este tema llegó unos años más tarde de la mano de Kevin Smith: “Mallrats

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s