El Juego de la Sospecha

Clue_Poster
Sospechosos

No sé si se puso de moda y caímos en ella, o si fue después de ver “El Juego de la Sospecha” en los minicines que nos volvimos locos por los detectives. En esa película nos ocurrió algo que no sé como describir. La vimos Jorge y yo una tarde de fin de semana, y nos reímos muchísimo, tanto que nos caíamos de la butaca, igual que cuando vimos “El Jovencito Frankenstein“. Estábamos riéndonos a mandíbula batiente cuando, en una escena, una chica llama a la puerta y canta que es un telegrama musical que va a repartir y directamente la matan cómicamente mientras canta y baila, y ahí ya nos desencajábamos.

Pues bien, le contamos a todo el mundo lo divertida que era esa película, debían de ir a verla corriendo, pero luego a nadie se lo pareció. De hecho la volvimos a ver unos años más tarde y nos resultó hasta sosa, no sé qué nos dio aquel día, la verdad. Hay veces que el estado de ánimo decide si una película te gusta o no, independientemente de si es buena o mala, y en esta debíamos estar muy animados o teníamos ganas de reírnos. En la película hay que adivinar quién es el asesino como en el juego del Cluedo. Decidimos pues que nuestra pandilla evolucionaría hacia una banda de detectives aficionados muy profesional, al estilo de los libros de “Los Tres Investigadores“, que estaban anunciados por Alfred Hitchcock, o de los famosos “Cinco“, de la escritora Enyd Blyton. Jorge tiraba más hacia Tintín, y usaba al fox Terrier de su cuñado como si fuera el perro del reportero.

Imagen1s

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s