Sombra aquí, sombra allá

screenshot-www flickr com
Elegancia natural

Por todas partes en el país sonaba “Sombra aquí, sombra allá” de Mecano, y en tu fiesta me colé, mucha niña mona, pero ninguna sola… la mejor música de autos de choque de la historia española. Sin embargo nosotros ya nos desmarcábamos de los gustos en masa, y esto en aquella época sin internet ni globalización tenía su mérito. Esta música popular tan simple y tonta no era para nosotros. Era crucial definirse en términos musicales, porque eras lo que te gustaba, y nosotros éramos diferentes, o queríamos serlo. En gran parte se lo debíamos a los hermanos mayores de Jorge que nos abrieron los ojos a The B52s, Huey Lewis, Spandau Ballet, Cocteau Twins,… vamos, que había vida más allá de lo que te ponían en las narices y que se podía elegir lo que a uno le gustase aunque no fuese el número uno en éxitos de la radio patrocinada. Más gente pensaba igual y así florecieron tiendas de discos por la ciudad. El reclamo de recién importado de Londres era lo más atrayente, mirábamos hacia afuera con interés. Y en parte también porque veíamos todas las películas y nos imbuíamos de toda la información posible, incluso la que no entendíamos. Como esponjas absorbíamos nombres, canciones, fechas, lo que fuese, y ahí se quedaba en el cerebro para asociarlo con el tiempo con nuevos datos y aprendizajes.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s