Krull

La segunda película a la que fui solo fue “Krull”, una superproducción que bebía de los éxitos de “La guerra de las galaxias” y de otras películas de aventuras espaciales, y que por eso era todo un subproducto, pero éste era mi estilo. La música era estupenda de James Horner y salía un actor que pasaba desapercibido,  Liam Neeson. De la película me quedó grabado indeleble un personaje: el cíclope. Este hombre, de un sólo ojo, pero que no era como el cíclope de la película de Jasón y los argonautas, sino del futuro, pertenecía a una raza que al nacer sabía perfectamente el día en que iba a morir, y ese día se acercaba. Yo pensaba: ¿es o no una suerte saber en qué día te vas a morir? – El destino estaba escrito para este hombre, y muere heroicamente tal y como estaba programado, pero luchando hasta el final.cyclop

La predestinación ocupó mi cabeza una temporada, y el cura de la parroquia, Don Angel, tuvo mucha dedicación para educarme en un cristianismo cabal, sin supermán. Yo luego me hice ateo, pero le agradezco al pobre hombre su paciencia. Él me dijo que el hombre no está predestinado, que somos libres, y eso sí que me lo creí. En la película, la fortaleza del malo aparece cada día en un sitio diferente que nadie sabe, y desaparece al día siguiente para reubicarse, con lo que es imposible encontrarla, excepto para los héroes de la película que encuentran un oráculo que les anticipa en dónde estará. Yo pensaba que Dios no podía estar en todas las hostias de todas las iglesias a la vez, porque eso es lo que decía Don Angel, que las hostias consagradas son el cuerpo de Cristo, que ahí está Dios. Imposible – decía yo – ¿No será como en la película, que Dios ocupa determinado sagrario cada día en un sitio, y al que le toque le tocó? – Ya os dije que Don Angel tenía mucha paciencia y yo seguía teniendo mucha imaginación – porque la verdad es que cuando me tomo la hostia no noto ningún poder ni ninguna magia, así que yo creo que no me ha tocado el verdadero Jesucristo-Krull aún – Me acababan de sacar a Supermán de la cabeza católica y yo ya estaba metiendo a Krull en los sagrarios.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s